VoyForums
[ Show ]
Support VoyForums
[ Shrink ]
VoyForums Announcement: Programming and providing support for this service has been a labor of love since 1997. We are one of the few services online who values our users' privacy, and have never sold your information. We have even fought hard to defend your privacy in legal cases; however, we've done it with almost no financial support -- paying out of pocket to continue providing the service. Due to the issues imposed on us by advertisers, we also stopped hosting most ads on the forums many years ago. We hope you appreciate our efforts.

Show your support by donating any amount. (Note: We are still technically a for-profit company, so your contribution is not tax-deductible.) PayPal Acct: Feedback:

Donate to VoyForums (PayPal):

Saturday, April 10, 07:38:18amLogin ] [ Contact Forum Admin ] [ Main index ] [ Post a new message ] [ Search | Check update time | Archives: 12345[6]78910 ]


[ Next Thread | Previous Thread | Next Message | Previous Message ]

Date Posted: Monday, August 11, 02:55:32pm
Author: Sacado de la página Miss Venezuela - Irene Sáez: mi corona más preciada es mi hijo.
Subject: Interesante entrevista a nuestra segunda y bellisima Miss Universo 1981 con anecdotas y datos que hasta ahora desconocia. Espero la disfruten!. EG


Irene Sáez: mi corona más preciada es mi hijo.

Aquella niña, que a los tres años y medio de edad había perdido a su madre, y que fue criada por su padre y hermanos en un hogar lleno de valores y muchísimo afecto, veía su futuro predestinado por la primera corona que ostentó a los 13 años de edad cuando fue nombrada Reina del Club los Cortijos, título que conservó durante seis años seguidos debido al gran cariño que despertaba en los miembros del lugar y la dedicación con la que, a pesar de su edad, trabajó por la comunidad. Fue allí donde conoció a la primera persona que la incentivó a concursar en el Miss Venezuela: el gran descubridor de misses Abelardo Raidi.

Sin embargo, su familia no estaba de acuerdo con la idea. Mi papá me decía que una hija de él jamás se presentaría en un concurso como ese, y ninguno de mis hermanos ni hermanas me apoyaban. Pero Irene recibió el incentivo más grande que una persona puede tener. Una noche, como a las cuatro de la madrugada, me despierto angustiada pues siento la presencia de mi mamá hablándome. Ella me decía que yo tenía que entrar en el Miss Venezuela porque yo iba a ganar y además iba a ser Miss Universo, y veía que ella me ponía la corona. Pero en mi casa seguían negados a la idea, hasta que un día mi hermana mayor empezó a soñar también con mi mamá quien le decía que me dejara entrar al concurso, “ya ella va a cumplir 18 años y ella tiene que tomar el control de su vida, sus propias decisiones”. Mi hermana me toca la puerta del cuarto como a las cinco de la mañana y me dice “mi mamá no me deja dormir, me dice que te deje en paz, que tomes la riendas de tu vida. Vamos a hablar con tus hermanos y con mi papá para que entres al Miss Venezuela”.

Así que con más fe que aprobación, Irene llega a la Quinta Miss Venezuela un mes antes de la elección sin nunca haber ido a un gimnasio, ni haber hecho jamás una dieta y sin saber lo que era el modelaje. En ese momento el presidente de la Organización era el señor Ignacio Font, y Osmel Sousa era el gran asesor. Yo llegué con muchas dudas, no sabía caminar, el concurso estaba muy adelantado, Pilín León tenía un año de entrenamiento, Miriam Quintana tenía un año de modelo profesional, todas eran bellísimas, tenían los trajes hechos, yo no tenía nada. El señor Font me dijo “nada más tienes que ser tú”.

Pero el concurso aún no era aceptado por su familia y esos valores tan arraigados llevaron que su padre hablara con el señor Font e hicieran un contrato donde aclararan que la representante del estado Miranda, Irene, no saldría en traje de baño sino hasta el día de la elección final. Recuerdo que el día de la sesión de fotos en traje de baño estaban todas las misses en bikinis posando para los fotógrafos, y yo llegué en pantalón y en franela. Todos los fotógrafos se me acercaron y me preguntaron que por qué yo no estaba como las demás y respondí: “ustedes me deben conocer como soy, cómo pienso y qué hago, como ser humano. Total que me eligieron a mí Miss Fotogenia. Desde ese día empezaron los comentarios, que si yo no tenía piernas, que si tenía una prótesis, que era mocha, que tenía una pierna más grande que la otra... y resulta que la noche de la elección cuando yo salí en traje de baño todo el público se puso de pie, la gente estaba sorprendida… ¡la mocha no es mocha!

Irene empezó a cambiar parámetros en la Organización Miss Venezuela, y en el hotel Macuto Sheraton, vio reconocido su esfuerzo al ser electa Miss Venezuela 1981. Pero esto era apenas el comienzo, por el que tuvo que dejar su recién iniciada carrera de Ingeniería Civil en la Universidad Metropolitana.

Luego de una previa parada en Lima, donde fue electa Miss Confraternidad Sudamericana, llega Irene al Teatro Minskoff de Nueva York, en pleno corazón de Broadway, para concursar en el Miss Universo. Para este evento Osmel utilizó una estrategia muy audaz: decidió que el color que mejor me quedaba era el rosado: mi traje de baño era rosado, mi traje típico era rosado, mi traje de gala era rosado, todo lo que me ponía era rosado. Así que cada vez que el jurado veía el rosado asociaba a Venezuela.

Pero no todo en el Miss Universo fue de ese color. El mundo de la farándula es muy fuerte y todas se sentían reinas, pero sólo podía haber una ganadora. Recuerdo que la brasilera no podía ni verme en pintura, me metía el pie para que me cayera, me trataron de romper el vestido. No hay nada peor que competir entre mujeres. Sin embargo, ese año se demostró que la belleza es más que una fisonomía, es lo que se lleva adentro. Venezuela pasó a los Records Guinness al tener a Pilín León como Miss Mundo y a Irene Sáez como Miss Universo. Seríamos el primer país que lograba ambas coronas el mismo año.

Luego de que gané el Miss Universo, me residencié en Nueva York. Me tocó viajar, literalmente, el mundo entero. Ya mi sensibilidad social estaba desarrollada y me preguntaba que por qué las cosas podían funcionar en otros países y en Venezuela no, por qué en Venezuela no se podían hacer las cosas bien. Empecé a criticar a los políticos, a los dirigentes, y luego me dije: ¿para qué critico tanto? Así que tomé las riendas y di el primer paso. Cuando volví a Venezuela, me cambié de carrera y me metí a estudiar Ciencias Políticas en la Universidad Central de Venezuela.

Este comienzo también fue duro, principalmente por los prejuicios con los que sus compañeros de clase la recibieron. Tenían la imagen que las misses son brutas, tan sencillo como eso. Yo demostré que no es verdad, mis exámenes eran unos de los mejores y logré graduarme en cuatro años y medio con excelentes notas. Pero ese no fue el único logro que Irene conquistó en la universidad, uno de los profesores más estrictos que tuve, el que me daba Derecho Constitucional Comparado, años más tarde se convirtió en mi actual esposo al que la única cosa que no le perdono fue haberme bajado la nota en un examen –risas-.

Y todos esos esfuerzos académicos dieron fruto. En 1992, a los 28 años de edad, Irene se convertía en la alcaldesa del Municipio Chacao en Caracas, y en 1995 fue reelecta para ese cargo con el 96 por ciento de los votos. En 1996 completó, en la Universidad Santa María, una especialización en Gerencia Municipal. A finales de los noventa, teniendo 34 años, se presentó como candidata a la presidencia de Venezuela con el 70 por ciento de las encuestas a su favor y, aunque no resultó electa, fue elegida tres meses después como la gobernadora de Nueva Esparta, logrando así ser la segunda mujer de toda la historia de Venezuela, elegida popularmente para gobernar un estado.

Yo siento que mi vida siempre ha estado llena de progresos, como una escalera que voy subiendo. Siempre dejando atrás lo que viví, conservando mis recuerdos y acumulando experiencias y aprendizajes, con todo eso he ido caminando a la superación. Ahora enfrento uno de mis mayores retos: ser esposa y madre y he descubierto que la alegría de mi vida, mi verdadera corona, es mi hijo.

Texto: Camila Sardi

[ Next Thread | Previous Thread | Next Message | Previous Message ]


Replies:



[ Contact Forum Admin ]


Forum timezone: GMT-5
VF Version: 3.00b, ConfDB:
Before posting please read our privacy policy.
VoyForums(tm) is a Free Service from Voyager Info-Systems.
Copyright © 1998-2019 Voyager Info-Systems. All Rights Reserved.